Tarte à la rhubarbe: Tarta de ruibarbo, ácida y dulce a la vez

La tarta de ruibarbo, también conocida como "Tarte à la rhubarbe" en francés, es un delicioso postre que combina a la perfección lo ácido y lo dulce. Originaria de Europa, esta tarta se ha convertido en un clásico de la repostería en muchos países.

El ruibarbo, una planta perenne de tallos largos y hojas grandes, es el ingrediente principal de esta tarta. Aunque se utiliza como una fruta en la cocina, en realidad es una verdura. Su sabor ácido y refrescante se equilibra con el dulzor de la masa y el azúcar, creando una combinación irresistible.

Una curiosidad sobre el ruibarbo es que sus hojas son tóxicas y no deben ser consumidas. Solo los tallos son comestibles y se utilizan en diversas preparaciones culinarias, como esta deliciosa tarta.

Leer:  Côtelette de porc à la normande: Chuletas de cerdo con salsa de sidra

A continuación, te presento la receta de la Tarte à la rhubarbe para cuatro personas:

Ingredientes:
- 500 g de ruibarbo fresco
- 200 g de azúcar
- 1 masa quebrada
- 2 huevos
- 200 ml de nata líquida
- 1 cucharadita de extracto de vainilla

Instrucciones:
1. Precalienta el horno a 180°C.
2. Lava y pela los tallos de ruibarbo. Córtalos en trozos de aproximadamente 2 cm.
3. En un bol, mezcla el azúcar con los huevos y bátelos hasta obtener una mezcla homogénea.
4. Añade la nata líquida y el extracto de vainilla a la mezcla de huevos y azúcar. Remueve bien.
5. Extiende la masa quebrada en un molde para tarta y pincha el fondo con un tenedor.
6. Coloca los trozos de ruibarbo sobre la masa quebrada.
7. Vierte la mezcla de huevos, azúcar y nata sobre el ruibarbo.
8. Hornea la tarta durante aproximadamente 40 minutos, o hasta que esté dorada y firme al tacto.
9. Deja enfriar antes de servir.

Leer:  Cailles aux raisins: Codornices con uvas, una combinación agridulce perfecta

Balance nutricional:
La Tarte à la rhubarbe es un postre delicioso, pero también es importante tener en cuenta su valor nutricional. Aunque el ruibarbo es bajo en calorías, es rico en fibra, vitamina C y antioxidantes. Sin embargo, la tarta también contiene azúcar y nata, lo que aumenta su contenido calórico y de grasas.

Es recomendable disfrutar de esta tarta de forma ocasional y en porciones moderadas, como parte de una alimentación equilibrada. Acompañada de una ensalada de frutas frescas, la Tarte à la rhubarbe puede ser una opción deliciosa y nutritiva para compartir en una ocasión especial.

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Tarte à la rhubarbe: Tarta de ruibarbo, ácida y dulce a la vez puedes visitar la categoría Cocina francesa.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir