Soupe à l'oignon: Reconfortante sopa de cebolla gratinada

La Soupe à l'oignon es una deliciosa y reconfortante sopa de cebolla gratinada originaria de Francia. Esta receta es muy popular en la gastronomía francesa y se ha convertido en un plato emblemático de la cocina francesa.

La Soupe à l'oignon se caracteriza por su sabor intenso y su textura cremosa. Las cebollas se cocinan lentamente hasta que se caramelizan, lo que les da un sabor dulce y suave. Luego, se añade caldo de carne y vino blanco, que le aportan un sabor aún más profundo. La sopa se sirve caliente y se gratina en el horno con queso gruyère, lo que le da un toque crujiente y sabroso.

Esta sopa es perfecta para los días fríos de invierno, ya que su calidez reconforta el cuerpo y el alma. Además, es una excelente opción para compartir en familia o con amigos, ya que esta receta rinde para cuatro personas.

Leer:  Gratin dauphinois: Delicioso gratinado de patatas con queso y crema

Receta de Soupe à l'oignon:

Ingredientes:
- 4 cebollas grandes
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 litro de caldo de carne
- 1 taza de vino blanco
- 4 rebanadas de pan baguette
- 200 gramos de queso gruyère rallado
- Sal y pimienta al gusto

Instrucciones:
1. Pelar las cebollas y cortarlas en juliana fina.
2. En una olla grande, derretir la mantequilla a fuego medio. Añadir las cebollas y cocinarlas lentamente hasta que estén caramelizadas y doradas, aproximadamente durante 30 minutos.
3. Añadir el caldo de carne y el vino blanco a la olla. Cocinar a fuego lento durante 20 minutos más.
4. Mientras tanto, tostar las rebanadas de pan en el horno o en una tostadora.
5. Una vez que la sopa esté lista, sazonar con sal y pimienta al gusto.
6. Colocar la sopa en recipientes aptos para horno y cubrir cada uno con una rebanada de pan tostado. Espolvorear generosamente con queso gruyère rallado.
7. Gratinar en el horno precalentado a 200°C durante 10 minutos, o hasta que el queso esté dorado y burbujeante.
8. Servir caliente y disfrutar de esta deliciosa Soupe à l'oignon.

Leer:  Salsa de caramelo

Balance nutricional:
La Soupe à l'oignon es una sopa muy nutritiva y equilibrada. Las cebollas son una excelente fuente de fibra, vitamina C y antioxidantes. Además, el caldo de carne aporta proteínas y minerales como el hierro y el zinc. El queso gruyère, aunque es alto en grasas, también es una buena fuente de calcio y proteínas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta receta contiene mantequilla y pan, por lo que se debe consumir con moderación si se sigue una dieta baja en grasas o carbohidratos.

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Soupe à l'oignon: Reconfortante sopa de cebolla gratinada puedes visitar la categoría Cocina francesa.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir