Solomillo wellington

El solomillo Wellington es un plato clásico de la cocina británica que combina la jugosidad de un tierno solomillo de ternera con el crujiente de una deliciosa masa hojaldrada. Esta receta, que se ha convertido en un verdadero icono gastronómico, es perfecta para ocasiones especiales o cenas elegantes.

El origen de este plato se remonta al siglo XIX, cuando el duque de Wellington, famoso militar y político británico, era conocido por su amor por la carne de ternera. La receta original consistía en envolver el solomillo en una capa de paté de hígado de ave, envolverlo en una masa hojaldrada y luego hornearlo hasta obtener una corteza dorada y crujiente.

Hoy en día, el solomillo Wellington se ha convertido en un plato versátil que se puede adaptar a diferentes gustos y preferencias. En esta receta, te enseñaré cómo preparar un solomillo Wellington clásico con una capa de champiñones salteados y una deliciosa salsa de vino tinto.

Leer:  Receta solomillo al horno

Ingredientes:
- 4 solomillos de ternera
- 200g de champiñones
- 2 láminas de masa hojaldrada
- 4 lonchas de jamón serrano
- 1 huevo batido
- Sal y pimienta al gusto
- Aceite de oliva
- 200ml de vino tinto
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1 ramita de romero

Instrucciones:
1. Precalienta el horno a 200°C.
2. En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Añade los champiñones picados y cocínalos hasta que estén dorados. Retíralos de la sartén y reserva.
3. En la misma sartén, añade un poco más de aceite de oliva y dora los solomillos de ternera por todos los lados. Retíralos del fuego y déjalos enfriar.
4. Extiende las láminas de masa hojaldrada y coloca una loncha de jamón serrano en cada una. Distribuye los champiñones salteados sobre el jamón.
5. Coloca un solomillo de ternera sobre los champiñones y envuelve la masa hojaldrada alrededor del solomillo, sellando bien los bordes. Repite el proceso con los otros solomillos.
6. Coloca los solomillos Wellington en una bandeja de horno y píntalos con huevo batido. Hornea durante 20-25 minutos o hasta que la masa esté dorada y crujiente.
7. Mientras tanto, prepara la salsa de vino tinto. En una sartén, calienta un poco de aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo picados. Cocina hasta que estén dorados.
8. Añade el vino tinto y la ramita de romero a la sartén y deja que hierva a fuego lento hasta que la salsa se reduzca a la mitad.
9. Retira la ramita de romero y pasa la salsa por un colador para eliminar los trozos de cebolla y ajo. Vuelve a calentar la salsa antes de servir.
10. Sirve los solomillos Wellington cortados en rodajas gruesas y acompáñalos con la salsa de vino tinto.

Leer:  Steak and kidney pie famoso pastel britanico

Balance nutricional:
El solomillo Wellington es un plato rico en proteínas gracias al solomillo de ternera. Además, los champiñones aportan fibra y vitaminas del grupo B. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta receta utiliza masa hojaldrada y jamón serrano, que son alimentos altos en grasas y sodio. Por lo tanto, se recomienda disfrutar de este plato de manera ocasional y equilibrarlo con una alimentación saludable y ejercicio regular.

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Solomillo wellington puedes visitar la categoría Cocina británica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir