Salsa roquefort

La salsa roquefort es un clásico de la cocina francesa que se ha convertido en un acompañamiento muy popular en todo el mundo. Esta salsa, elaborada a base de queso roquefort, es conocida por su sabor intenso y su textura cremosa. Es perfecta para acompañar carnes, verduras o incluso como dip para nachos o papas fritas.

El queso roquefort, utilizado como ingrediente principal de esta salsa, es un queso azul originario de la región de Roquefort-sur-Soulzon, en Francia. Se caracteriza por su sabor fuerte y picante, así como por su textura cremosa y ligeramente desmenuzable. Este queso se elabora a partir de la leche de oveja y se madura en cuevas de piedra caliza, lo que le confiere su sabor único.

Leer:  Pithiviers aux champignons: Pastel de hojaldre relleno de champiñones

Para preparar esta deliciosa salsa roquefort, necesitarás los siguientes ingredientes:

- 200 gramos de queso roquefort
- 200 ml de crema de leche
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1 diente de ajo picado
- Sal y pimienta al gusto

Para comenzar, derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio. Añade el ajo picado y cocínalo durante unos minutos, hasta que esté dorado y fragante. Luego, agrega el queso roquefort desmenuzado y la crema de leche. Remueve constantemente hasta que el queso se haya derretido por completo y la salsa tenga una textura suave y homogénea.

Una vez lista, sazona la salsa con sal y pimienta al gusto. Si prefieres una salsa más suave, puedes añadir un poco más de crema de leche. Si, por el contrario, quieres resaltar el sabor del queso roquefort, puedes agregar un poco más de queso desmenuzado.

Leer:  Îles flottantes: Merengues flotantes en una deliciosa crema inglesa

Esta salsa roquefort es perfecta para acompañar carnes a la parrilla, como un jugoso filete o unas costillas de cerdo. También puedes utilizarla como aderezo para ensaladas, especialmente aquellas que contengan ingredientes fuertes como nueces o manzanas.

En cuanto al balance nutricional, la salsa roquefort es rica en proteínas y calcio, gracias al queso roquefort. Sin embargo, también es alta en grasas y calorías debido a la crema de leche y la mantequilla utilizadas en su preparación. Por lo tanto, se recomienda consumirla con moderación y como parte de una dieta equilibrada.

¡Disfruta de esta deliciosa salsa roquefort y sorprende a tus invitados con su sabor único y exquisito!

Leer:  Bouef Bourguignon: Guiso de ternera con vino tinto y verduras

Recetas relacionadas:

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Salsa roquefort puedes visitar la categoría Cocina francesa.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir