Salsa de tomatillos de dos maneras deliciosas

La salsa de tomatillos es un clásico de la cocina mexicana que se caracteriza por su sabor fresco y ligeramente ácido. Los tomatillos, también conocidos como tomates verdes, son una fruta muy utilizada en la gastronomía mexicana y suelen ser el ingrediente principal de esta deliciosa salsa.

En esta receta, te enseñaré dos maneras diferentes de preparar la salsa de tomatillos: una versión cruda y otra versión asada. Ambas son igualmente deliciosas y cada una tiene su propio encanto.

La versión cruda de la salsa de tomatillos es perfecta para aquellos que prefieren un sabor más fresco y vibrante. Los tomatillos se mezclan con cebolla, cilantro, chile jalapeño y jugo de limón para crear una salsa llena de sabor y textura. Esta salsa es ideal para acompañar tacos, quesadillas o simplemente para disfrutar con totopos.

Leer:  Receta de pipian rojo

Por otro lado, la versión asada de la salsa de tomatillos tiene un sabor más ahumado y profundo. Los tomatillos se asan en el horno junto con cebolla, ajo y chile serrano, lo que les da un sabor único y delicioso. Después de asarlos, se mezclan con cilantro y jugo de limón para obtener una salsa llena de sabor y con un toque ahumado irresistible. Esta salsa es perfecta para acompañar carnes asadas, enchiladas o incluso como aderezo para ensaladas.

Ambas versiones de la salsa de tomatillos son muy fáciles de preparar y requieren de ingredientes simples que puedes encontrar en cualquier supermercado. Además, son una excelente manera de agregar un toque de sabor mexicano a tus comidas.

Leer:  Cómo hacer salsa de habaneros

Balance nutricional:

La salsa de tomatillos es una opción saludable y baja en calorías. Los tomatillos son una excelente fuente de vitamina C, vitamina K y fibra. Además, contienen antioxidantes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y a combatir los radicales libres en el cuerpo.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el contenido nutricional puede variar dependiendo de los ingredientes adicionales que se utilicen en la salsa, como el aceite o el azúcar. Por lo tanto, es recomendable utilizar ingredientes saludables y limitar el consumo de la salsa en caso de seguir una dieta baja en grasas o azúcares.

En resumen, la salsa de tomatillos es un plato versátil y delicioso que puede agregar un toque de sabor mexicano a tus comidas. Ya sea en su versión cruda o asada, esta salsa es una excelente opción para acompañar tus platillos favoritos. ¡Disfruta de su sabor fresco y ligeramente ácido!

Leer:  Receta de espaguetis con pollo y crema al chipotle

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Salsa de tomatillos de dos maneras deliciosas puedes visitar la categoría Cocina mexicana.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir