Receta de sopa tarasca

La sopa tarasca es un plato tradicional de la cocina mexicana que se caracteriza por su sabor intenso y su textura cremosa. Originaria del estado de Michoacán, esta sopa es un verdadero deleite para el paladar, ya que combina ingredientes como frijoles, chiles, tortillas y queso fresco.

La sopa tarasca es conocida por su color rojo intenso, que se logra gracias al uso de chiles guajillo y ancho, los cuales le aportan un sabor ligeramente picante y ahumado. Además, se suele servir con tortillas fritas y queso fresco desmenuzado, lo que le da un toque de frescura y textura crujiente.

Una curiosidad sobre la sopa tarasca es que su nombre proviene de la región de Tarascan, que es el antiguo nombre del estado de Michoacán. Esta sopa era consumida por los tarascos, una antigua civilización indígena que habitaba la zona.

Leer:  Receta de sopa de frijoles charros con costillas de res

A continuación, te presento la receta de la sopa tarasca para cuatro personas:

Ingredientes:
- 2 tazas de frijoles negros cocidos
- 2 chiles guajillo
- 1 chile ancho
- 1 cebolla blanca
- 2 dientes de ajo
- 4 tortillas de maíz
- 1 taza de caldo de pollo
- 1 taza de crema agria
- Queso fresco desmenuzado al gusto
- Aceite vegetal para freír
- Sal al gusto

Instrucciones:
1. En una olla grande, coloca los frijoles negros cocidos y agrega suficiente agua para cubrirlos. Cocina a fuego medio hasta que los frijoles estén suaves y tiernos.

2. Mientras tanto, en una sartén caliente, tuesta ligeramente los chiles guajillo y ancho. Retira las semillas y el tallo de los chiles y remójalos en agua caliente durante unos minutos para que se ablanden.

3. En una licuadora, coloca los chiles remojados, la cebolla blanca, los dientes de ajo y el caldo de pollo. Licúa hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

Leer:  Receta de gallo pinto plato de costa rica

4. Vierte la mezcla de chiles en la olla con los frijoles y cocina a fuego medio durante unos 15 minutos, o hasta que la sopa esté bien caliente.

5. Mientras tanto, corta las tortillas de maíz en tiras delgadas y fríelas en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes. Retira las tortillas fritas y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

6. Sirve la sopa tarasca caliente en platos hondos y decora con crema agria, queso fresco desmenuzado y tortillas fritas.

Balance nutricional:
La sopa tarasca es una opción nutritiva y equilibrada, ya que combina proteínas de los frijoles, vitaminas y minerales de los chiles y las verduras, y grasas saludables del queso fresco y la crema agria. Además, al ser una sopa, es una excelente opción para mantenernos hidratados. Sin embargo, es importante tener en cuenta el consumo moderado de las tortillas fritas, ya que pueden aportar un exceso de calorías y grasas.

Leer:  Receta de bistec de res en salsa roja

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Receta de sopa tarasca puedes visitar la categoría Cocina mexicana.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir