Receta de mejillones al vino

Los mejillones al vino son un plato clásico de la gastronomía mediterránea que combina el sabor del marisco con el aroma y el sabor del vino blanco. Esta receta es muy popular en países como España y Francia, donde se aprovecha la gran cantidad de mejillones que se encuentran en sus costas.

Los mejillones al vino son muy fáciles de preparar y son ideales como entrante o como plato principal acompañados de una buena baguette. Además, son una excelente opción para aquellos que buscan una alternativa más saludable a los alimentos fritos o empanizados, ya que se cocinan al vapor.

Para preparar esta deliciosa receta de mejillones al vino para cuatro personas, necesitarás los siguientes ingredientes:

- 2 kilos de mejillones frescos
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 1 pimiento verde
- 1 pimiento rojo
- 1 vaso de vino blanco
- Aceite de oliva virgen extra
- Sal y pimienta al gusto
- Perejil fresco picado para decorar

Leer:  Como hacer croquetas de gambas

1. Lava los mejillones bajo el grifo para eliminar cualquier impureza. Retira las barbas que puedan tener y desecha aquellos que estén rotos o abiertos.

2. En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva y añade los ajos picados, la cebolla y los pimientos cortados en juliana. Sofríe a fuego medio hasta que las verduras estén tiernas.

3. Añade los mejillones a la olla y remueve bien para que se mezclen con las verduras. Vierte el vaso de vino blanco y sazona con sal y pimienta al gusto.

4. Tapa la olla y cocina a fuego medio-alto durante unos 5-7 minutos, o hasta que los mejillones se abran. Remueve la olla de vez en cuando para asegurarte de que todos los mejillones se cocinen de manera uniforme.

Leer:  Receta de tomate frito casero

5. Una vez que los mejillones estén abiertos, retira la olla del fuego y espolvorea con perejil fresco picado.

Sirve los mejillones al vino calientes, acompañados de una buena baguette para mojar en el delicioso caldo. ¡Buen provecho!

Balance nutricional del plato:

Los mejillones al vino son una excelente fuente de proteínas de alta calidad, así como de minerales como el hierro, el zinc y el selenio. Además, son bajos en grasas y calorías, lo que los convierte en una opción saludable para incluir en una dieta equilibrada.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los mejillones al vino pueden contener una cantidad moderada de sodio debido al uso de sal en la receta. Por lo tanto, se recomienda moderar su consumo en caso de seguir una dieta baja en sodio.

Leer:  Receta de mejillones a la marinera

En resumen, los mejillones al vino son un plato delicioso y nutritivo que combina el sabor del marisco con el aroma y el sabor del vino blanco. Son fáciles de preparar y son una opción saludable para disfrutar en cualquier ocasión.

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Receta de mejillones al vino puedes visitar la categoría Cocina española.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir