Peking Duck: pato asado estilo Pekín

El Peking Duck, también conocido como pato asado estilo Pekín, es uno de los platos más emblemáticos de la cocina china. Originario de la ciudad de Pekín, esta deliciosa preparación ha trascendido fronteras y se ha convertido en un plato muy popular en todo el mundo.

El Peking Duck se caracteriza por su piel crujiente y dorada, que contrasta perfectamente con la jugosidad de la carne. Para lograr este resultado, el pato se asa lentamente en un horno especial, donde se le aplica una capa de glaseado dulce y se le da la vuelta regularmente para asegurar una cocción uniforme.

Una curiosidad interesante sobre el Peking Duck es que tradicionalmente se sirve en dos etapas. En primer lugar, se presenta la piel crujiente del pato, que se come envuelta en una fina tortilla de trigo, acompañada de cebollino, pepino y salsa hoisin. Esta combinación de sabores y texturas es simplemente irresistible. Luego, se sirve la carne del pato desmenuzada, que se puede disfrutar en diferentes preparaciones, como sopas o salteados.

Leer:  Mapo Tofu chino, tofu picante con carne de cerdo y pasta de chile

A continuación, te presento la receta para preparar un delicioso Peking Duck para cuatro personas:

Ingredientes:
- 1 pato de aproximadamente 2 kg
- Sal
- 2 cucharadas de miel
- 2 cucharadas de salsa de soja
- 1 cucharada de vinagre de arroz
- 1 cucharada de aceite de sésamo
- 1 cucharadita de cinco especias chinas
- 8 tortillas de trigo
- Cebollino fresco
- Pepino en juliana
- Salsa hoisin

Instrucciones:
1. Precalienta el horno a 180°C.
2. Lava y seca bien el pato. Luego, frota la piel con sal por todos lados.
3. En un recipiente aparte, mezcla la miel, la salsa de soja, el vinagre de arroz, el aceite de sésamo y las cinco especias chinas.
4. Aplica esta mezcla sobre la piel del pato, asegurándote de cubrirlo por completo.
5. Coloca el pato en una rejilla dentro de una bandeja de horno y hornea durante aproximadamente 2 horas, dándole la vuelta cada 30 minutos y aplicando más glaseado.
6. Una vez que la piel esté crujiente y dorada, retira el pato del horno y déjalo reposar durante unos minutos antes de cortarlo en trozos pequeños.
7. Calienta las tortillas de trigo en una sartén o en el horno.
8. Para servir, coloca un trozo de piel crujiente de pato en cada tortilla, añade cebollino, pepino en juliana y salsa hoisin al gusto. Enrolla la tortilla y disfruta.

Leer:  Pollo General Tso: crujiente y picante

Balance nutricional:
El Peking Duck es una preparación rica en proteínas, gracias al pato asado. Además, contiene una cantidad moderada de grasas, principalmente provenientes de la piel del pato. Es importante tener en cuenta que el consumo de este plato debe ser moderado debido a su contenido calórico. Se recomienda acompañarlo con una ensalada fresca o verduras al vapor para equilibrar la comida.

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Peking Duck: pato asado estilo Pekín puedes visitar la categoría Cocina china.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir