Pain perdu: Irresistible tostada francesa empapada en huevo y leche

El pain perdu, también conocido como tostada francesa, es un plato clásico de la gastronomía francesa que se ha convertido en una delicia irresistible en todo el mundo. Esta receta se caracteriza por empapar rebanadas de pan en una mezcla de huevo y leche, para luego freírlas hasta obtener una textura crujiente por fuera y suave por dentro.

El origen del pain perdu se remonta a la Edad Media, cuando se buscaba aprovechar el pan duro que ya no se podía consumir. De esta manera, se creó esta receta que ha perdurado a lo largo de los siglos y se ha convertido en un clásico de la cocina francesa.

Para preparar el pain perdu necesitarás los siguientes ingredientes:
- 8 rebanadas de pan (preferiblemente de un día anterior)
- 4 huevos
- 1 taza de leche
- 2 cucharadas de azúcar
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- Mantequilla para freír

Leer:  Moules à la crème: Mejillones en salsa de crema, un clásico francés

En un recipiente hondo, bate los huevos junto con la leche, el azúcar y la esencia de vainilla hasta obtener una mezcla homogénea. Luego, sumerge cada rebanada de pan en esta mezcla, asegurándote de que se empape bien por ambos lados.

En una sartén grande, derrite un poco de mantequilla a fuego medio. Coloca las rebanadas de pan empapadas en la sartén y cocínalas por ambos lados hasta que estén doradas y crujientes. Repite este proceso con todas las rebanadas de pan.

Una vez que las tostadas estén listas, puedes servirlas acompañadas de frutas frescas, miel, jarabe de arce o cualquier otro topping de tu preferencia. ¡Disfruta de este delicioso y tradicional plato francés!

Leer:  Navettes de Marseille: Galletas en forma de barca tradicionales de Marsella

Balance nutricional del pain perdu:
- Calorías: 320 por porción
- Grasas: 12g
- Carbohidratos: 40g
- Proteínas: 12g
- Fibra: 2g

El pain perdu es una opción deliciosa para el desayuno o brunch, ya que combina la suavidad del pan empapado en huevo con un ligero toque dulce. Aunque es un plato frito, se puede disfrutar de manera ocasional como parte de una alimentación equilibrada. Recuerda acompañarlo con frutas frescas para añadir un toque de vitaminas y fibra a tu plato. ¡Buen provecho!

Si quieres conocer otras recetas parecidas a Pain perdu: Irresistible tostada francesa empapada en huevo y leche puedes visitar la categoría Cocina francesa.

Otras recetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir